El Poder Judicial fijó requisitos para el pago por daño moral de un trabajador en caso de despido arbitrario, siempre y cuando genere un sufrimiento al empleado.

A partir de la Casación N° 8168-2013-Lima, se establece que la libertad del trabajador para disponer o disfrutar del dinero que recibe de su empleador constituye una característica primordial para efectos de determinar si esa retribución económica es remuneración o no.

Mediante la Casación Laboral Nº 10712-2014-Lima, la Corte Suprema (CS) estableció algunos criterios que deberán tener en cuenta los jueces de trabajo y salas laborales, para la correcta interpretación del principio de irrenunciabilidad de derechos, consagrado en la Constitución.

JoomShaper